De la Madelaine a la torre Eiffel

Versión PDF: Arquitectura del siglo XIX

El siglo XIX, especialmente en su segunda mitad, fue una época de profundos cambios económicos y sociales que condicionaron profundamente la arquitectura. Ejemplo de estos grandes cambios es la evolución formal y constructiva que separa la Iglesia de la Madelaine (1806-1842) y la Torre Eiffel (1887-89), ambos en París.

La profunda transformación en la arquitectura responde a dos motivos:

  • La aparición de nuevos materiales como el hierro colado, el acero, el vidrio y el cemento.
  • Los cambios sociales y económicos que reclaman nuevas tipologías constructivas y espacios para los que no existen modelos antiguos. Entre las nuevas necesidades podemos destacar
    • La aparición de ferrocarril: estaciones, puentes…
    • El auge de la industria: fábricas, almacenes…
    • La difusión de la cultura: bibliotecas, museos…
    • Las grandes exposiciones internacionales.
    • El aumento de la población y el crecimiento de las ciudades que obliga a construcciones más rápidas y baratas.

Ambas circunstancias exigían la buscar nuevos lenguajes constructivos, pero éstos no llegaron hasta finales del XIX y principios del XX, cuando se superaron las dicotomías entre:

  • La estética y la construcción.
  • La arquitectura (preocupación por la forma) y la ingeniería (preocupación por la técnica).

No obstante hubo a principios del XIX algunos intentos de síntesis, como la obra de Eugène Viollet-Le-Duc (1814-79), arquitecto historicista que investigó las posibilidades técnicas de los nuevos materiales; y Alexandre Gustave Eiffel (1835-1923), ingeniero preocupados por la estética de las obras.

Los movimientos y estilos arquitectónicos más destacados fueron:

 

This article has 8 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *