El romanticismo francés se desarrolló en una época convulsa e inestable. Tras la Revolución Francesa se sucedieron el Imperio Napoleónico y la Restauración Borbónica. La situación política y social era compleja y muchos artistas se involucraron activamente.

Desde el punto de vista artístico romanticismo surgió del rechazo de convencionalismos clásicos de la Academia; y se puede personalizar en la rivalidad entre Ingres, el mejor representante del academicismo y Delacroix, el gran innovador romántico junto con Géricault.

La Academia defendía el predominio de la línea y el dominio de la técnica frente al estilo barroco y rococó. Con el romanticismo se potencia sugestiva del color, liberando las formas de sus límites (al estilo de lo que ya hemos visto en Goya). Mientras la línea apela a la razón y la técnica, el color lo hace a los sentidos. El romanticismo invita a pintar con manchas, potencia lo particular e inestable, frente a la universalidad invariable de la línea.

Junto con el predominio del color aplicado en manchas, otras características que analizaremos en la pintura romántica son:

Delacroix, La matanza de Quíos (1824)
  • Uso vibrante de la luz.
  • Elaboración de composiciones dinámicas, diagonales; marcadas por posiciones convulsas y gestos dramáticos de los personales.
  • El culto al paisaje, entendido de manera subjetiva, con inclinación al pathos (afecta al ánimo). Se centra en elementos cambiantes, como las nubes o la bruma, o terribles como las tormentas. Este paisaje sirve como recurso para desplegar colores y luces.
  • Aparece la temática filosófica, la postura política revolucionaria.

Entradas relacionadas con el Romanticismo:

  • Contexto histórico y características del romanticismo
  • El romanticismo francés con las figuras de Géricault y Delacroix
  • El romanticismo alemán, destacando al grupo de los “nazarenos” y a Caspar David Friedrich..
  • El romanticismo inglés, donde destacó el grupo de los prerrafaelitas, los originales pintores “visionarios” Fussli y Blake, y los paisajistas Constable y Turner.

This article has 4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *