Theodore Géricault (1791-1824) fue el encargado de romper con la tradición académica y abrir el camino del romanticismo. Fue el símbolo del nuevo estilo, no sólo por su ruptura artística, sino también, por su vida aventurera y marcada por el compromiso político. Vale la pena comparar el Oficial de cazadores a la carga (1812) de Géricaul con Napoleón cruzando los Alpes (1801) de Jacques-Louis David, para ver la evolución que vivió el arte.

La balsa de la Medusa (1819) es un cuadro manifiesto que nos sirve para analizar su estilo y el propio romanticismo. Para empezar la temática tratada no nos remite a un pasado heroico sino a la más realidad contemporánea, un naufragio y un rescate que la incompetencia de los responsables convirtió en un desastre. Géricault se documentó para esta pintura, viajando a la costa normanda para observar el mar y las balsas; visitó hospitales y depósitos de cadáveres para lograr la veracidad en los cuerpos.

Géricualt, La balsa de la Medusa, 1818-19

Podemos ver como el pintor optó por liberar el color de la línea, crea una composición donde manda el movimiento frente al reposo, con una estructura diagonal que genera fuerza y dinamismo. Es notable la influencia de Rubens, mientras que la calma de las composiciones clásicas ha desaparecido.

Gericualt, La Loca

Géricualt potencia la expresividad de la obra en un tema de fuerte dramatismo. Cada personaje afronta la situación de un modo diferente, los grados de esperanza van decayendo hasta los personajes muertos de la izquierda.

Las inquietudes sociales de Géricault se reforzaron con su estancia en Inglaterra, grabados como Escena londinense: piedad para las desdichas de un pobre viejo (1821) muestra el lado más oscuro de la sociedad industrial: pobreza, alcoholismo y explotación.

El pintor trabajo con el doctor en psiquiatría y alienista, Étienne-Jean Georget, realizando una serie de diez retratos de sus pacientes, con los que trataba de establecer las posibles conexiones entre la enfermedad mental y su fisonomía. Cuadros como La monomaniaca del juego (1822-1828) abren el mundo de la locura al arte (con precedentes como Goya). Lo irracional del arte se extiende la temática.

Entradas relacionadas con la pintura del romanticismo:

  • Contexto histórico y características del romanticismo
  • El romanticismo francés: Delacroix
  • El romanticismo alemán, destacando al grupo de los “nazarenos” y a Caspar David Friedrich.
  • El romanticismo inglés, donde destacó el grupo de los prerrafaelitas, los originales pintores “visionarios” Fussli y Blake, y los paisajistas Constable y Turner.

This article has 5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *