Los artistas encargados de la revisión del Impresionismo fueron Cézanne, Van Gogh y Gauguin. A menudo a estos artistas se les clasifica como post-impresionistas. Este nombre se debe, en parte a la exposición organizada por Roger Fry (1866-1934) en 1910 bajo el título Manet y los postimpreisionistas, que junto a obras de los artistas citados también expuso cuadros de Seurat.

Los tres estuvieron estrechamente relacionados con el grupo de los impresionistas, pero en un momento dado encuentras que su arte se estanca y necesitan replantear el estilo. Cada uno lo hizo a su manera, por lo que no podemos hablar del post-impresionismo como un estilo artístico.

  • Paul Cézanne (1839 -1906): plantea la necesidad de dotar al nuevo estilo de solidez y estructura y la objetividad del arte, recuperando la importancia del dibujo y las formas. Abrió el camino hacia el cubismo.
  • Vincent Van Gogh (1853-1890): considera que el Impresionismo ha convertido la pintura en algo casi científico, y reivindica la importancia de los sentimiento y la expresividad. Se convirtió en uno de los precedentes del expresionismo.
  • Paul Gauguin (1848-1903) exalta el color y su importancia frente a la luz. El color se transforma en esencia del cuadro y en símbolo. Fue el punto de partida para el fauvismo y un precursor del simbolismo.

This article has 4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *