La segunda revolución artística llegó de la mano de los pintores realistas que cambiaron la concepción del arte al eliminar los convencionalismo de estilo y de tema que imponía la academia y el arte oficial.
Desde Inglaterra paisajistas como Constable y Tarner trabajan para captar la fugacidad del instante, dejando de lado la artificiosidad de los paisajes idealizados o “pintorescos” aceptados en el Arte.
La figura de Manet aunará las revoluciones estilísticas, técnicas y temáticas de los pintores románticos y realistas. Fue el primer gran pintor moderno y el líder del grupo de los impresionistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *