La época de la Paz Armada no hizo sino posponer los conflictos entre las grandes naciones de Europa. El asesinato del heredero al trono del Imperio Austro-Húngaro encendió la mecha de una guerra que durante cuatro años ensangrentó el continente.
(Versión 4ºESO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *