Las naciones europeas colonizaron por completo el continente africano y gran parte de Asia. Pese a los acuerdos entre ellas para el reparto no tardaron en surgir importantes diferencias entre ellos.
Los pueblos colonizados sufrieron la explotación por parte de las metrópolis, destruyendo sus estructuras políticas, económicas y sociales tradicionales.
(Versión 4ºESO)

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *