Tras el final de la I Guerra Mundial se abrió un periodo en el que parecía que las democracias liberales triunfaban en el conjunto de Europa, mientras Estado Unidos vivía una época de crecimiento conocida como los felices años 20.

Esta situación duró poco, los problemas de Alemania para hacer frente a los pagos de guerra y la crisis social en Italia fueron el caldo de cultivo ideal para nuevas ideologías totalitarias como el fascismo y el nazismo.

El crack de la bolsa de Neva York en 1929 fue el inicio de una crisis económica en EE.UU. (la Gran Depresión) que acabó por arrastrar el resto del mundo a una crisis económica sin precedentes.

(Versión 4ºESO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *