El arte griego merece un estudio especial por el gran influjo que ha tenido y sigue teniendo en toda nuestra civilización. El sentido del orden, la armonía y la belleza, fue el modelo que los romanos procuraron tomar como referencia y, a través de Roma, llegó a ser la base del arte occidente europeo. Sus principios siempre sobrevuelan el arte occidental, siendo reivindicados de forma clara por el Renacimiento y el Neoclasicismo.

Versión PDF: El arte griego

Pero Grecia no sólo es un referentes del arte occidental, también lo es en sus formas de pensamiento (filosofía), su organización política (democracia) y su búsqueda del conocimiento (ciencia). Nos ha legado historiadores (Herodoto o Tucídides), escritores (Esquilo, Sófocles, Eurípides, Safo…), filósofos (Platón, Aristóteles)… que siguen siendo considerados básicos para la formación humanística.

Son muchos los elementos que tuvieron que confluir para hacer de Grecia el referente de la civilización occidental; su arte y pensamiento estuvo condicionado por su espacio geográfico concreto, su historia y su religión:

  • La situación geográfica posibilitó el contacto y la influencia de culturas cercanas como Egipto y Mesopotamia, primero a través del comercio, y finalmente por las conquistas de Alejandro Magno. A través de Grecia la influencia de estos pueblos se difundió por el arte europeo posterior.

  • El pensamiento: toda obra transmite ideas y refleja el pensamiento y la época a que pertenece. Los grandes filósofos influyeron notablemente en el arte, sobre todo los humanistas como Sócrates, Platón, Aristóteles… Entre las ideas más importantes debemos señalar:

    • La visión antropocéntrica de su filosofía el hombre es la medida de todas las cosas dijo el sofista Protágoras, por lo que se requería un arte a medida del ser humano1, no de los dioses.

    • La concepción platónica de la belleza y su concepto del artista influyó, no sólo en Grecia, sino en toda la Historia del Arte. La escultura clásica plasmó la visión ideal del ser humano.

    • El espíritu curioso de los griegos, su asombro ante la naturaleza, les llevó a dudar y cuestionar. Iniciaron la investigación empírica, que supera la explicaciones religiosas de los fenómenos naturales.

  • La evolución del pensamiento político en Grecia llegó hasta la instauración de las primeras democracias, cuyo fundamento (la igualdad, el gobierno del pueblo y el imperio de la ley) ha llegado hasta nuestros días. La polis fue el ideal político frente a los grandes imperios orientales. Dos modelos de polis se desarrollaron: la democrática Atenas y la aristocrática Esparta.

  • La religión griega no tuvo un libro sagrado, ni catecismo; ni siquiera un cuerpo sacerdotal como tal (lo más parecido fueron los oráculos). La religión griega parte de cultos agrarios que se personalizan. Sirvió para cohesionar las ciudades y el mundo griego. Su humanismo filosófico tuvo su reflejo en una religión antropomórfica, humanizada y politeísta. Sus mitos muestran unos dioses profundamente humanos con sentimientos e imperfecciones. Eran humanos inmortales y poderosos, pero no omnipotentes, tenían las mismas pasiones (aman, siente odio y celos, pueden ser envidiosos y vengativos, pero también valientes y generosos) y actitudes que los mortales. Los dioses griegos intervenían en los asuntos humanos, y los humanos llegaban a enfrentarse abiertamente a ellos, como nos enseña el mito de Prometeo. En las últimas etapas, por influencia oriental aparecieron las religiones mistéricas e iniciáticas, siendo Eleusis su centro principal. En la religión griega el destino jugaba un papel básico, del que no podían escapar ni los mismos dioses, los oráculos como interpretes de ese destino tuvieron una enorme importancia.

1Al menos hasta el Helenismo.

This article has 4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *