La I Guerra Mundial finalizó el 11 de noviembre de 1918 con la firma por parte de Alemania del armisticio. La Gran Guerra supuso millones de víctimas y grandes destrozos que dejaron muy maltrecha la economía de los países en guerra.

Consecuencias-IGM

Las potencias vencedoras, especialmente Francia y Gran Bretaña, impusieron unas duras condiciones a Alemania y sus aliados, en el Tratado de Versalles (1919). Alemania fue declarada culpable de la guerra y las exigencias que se le impusieron no sólo fueron territoriales, sino también económicas y militares, dejando una Alemania humillada.

El mapa de Europa se modificó desapareciendo los grandes imperios (Austria-Hungría, el Imperio Ruso y el Imperio Otomano), apareciendo nuevos estados como Yugoslavia, Checoslovaquia o Polonia.

La paz presentaba grandes incertidumbres por la inestabilidad económica, el papel de la URSS o la renqueante andadura de la SDN. Aparentemente las democracias había salido reforzadas, pero pronto los totalitarismo ganarán terreno en Europa, abriendo el camino a la II Guerra Mundial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *