Según la leyenda Roma fue fundada en el año 753 a.C. por los gemelos Rómulo y Remo1, pero todo parece indicar que su origen es anterior. Fue un pequeño poblado de sabinos y latinos en el centro de la península itálica, donde habitaban también los ligures, los umbros, los samnitas, bajo la hegemonía de los etruscos.

El pequeño poblado creció y unificó bajo una misma ley, una misma lengua y una misma arquitectura a todos los pueblos ribereños del Mediterráneo y de la costa atlántica occidental de Europa. Edificó un Imperio de más de seis millones de kilómetros cuadrados que, en su mejor momento2, incluía todas las tierras entre el Atlántico y el Golfo Pérsico, desde los tórridos desiertos africanos hasta las frías y brumosas colinas del sur de Escocia.

La cronología de la civilización romana abarca los siguientes períodos:

      • Monarquía legendaria (753 a.C.-510 a.C.): marcada por el dominio y la influencia de los etruscos3.

      • República (509 a.C.-31 a.C.): comenzó la gran expansión romana por el Mediterráneo, con hitos como las Guerras Púnicas.

      • Imperio (31 a.C.-476 d.C.): la figura del Emperador se superpone a todo el entramado político de la República. La decadencia romana empezó con la crisis del siglo III y terminó con la división del Imperio y la conquista por parte de los pueblos bárbaros de la parte occidental.

        • Alto Imperio (27 a.C-193 d.C.).

        • Bajo Imperio (193 -476).

El arte romano destacó por el gusto por lo colosal y la funcionalidad en las construcciones, convirtiéndose en un elemento clave tanto para el funcionamiento del imperio como para su propaganda. La plástica estuvo dominada por el realismo, tan propio de su cultura y de la influencia etrusca; aunque hubo momentos, como en el retrato imperial del siglo I, en el que se impuso el idealismo por la influencia griega en los círculos más cultos.

El arte romano siempre vio en el griego a un maestro y mentor pues, como afirma el tópico: en el año 27 a.C. Roma había conquistado a Grecia militarmente, pero Grecia había conquistado a Roma culturalmente.

Suele dividirse el arte romano en dos etapas:

  • Arte republicano (III-I a.C.): Roma, influida por griegos y etruscos, busca un estilo propio.

  • Arte Imperial (I a.C.- V d.C.).

El Imperio Romano

Antecedentes

Las raíces del arte romano las encontramos en:

  • Las tribus originarias de la península itálica: donde habitaban pueblos nómadas y belicosos, dedicados principalmente del pastoreo; junto con otros de agricultores asentados. La mezcla de ambos con los etruscos fue el origen de Roma. No han sobrevivido obras de arte destacadas, pero estos pueblos fueron el germen de las futuras estructuras organizativas de Roma.

  • La cultura etrusca: dominó el centro de la península italiana antes de la expansión romana.

  • La cultura griega: conocida por los romanos a través de los contactos comerciales y por la presencia helena en la Magna Grecia (sur de Italia).

1Hijos de la vestal Rea Silvia y el dios Marte, fueron amantados por la loba Luperca.

2Año 117 bajo el mandato del emperador Trajano.

3Los últimos tres monarcas fueron etruscos.

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *