Historia del Arte,  Materiales de estudio

Arte Griego: contexto histórico

Contexto histórico y cultural en el que se desarrolló el arte griego

Situación geográfica

La cultura griega se desarrolló en la parte oriental del Mediterráneo, al sur de la península balcánica (Macedonia, Tesalia, Boecia, Ática y el Peloponeso), las costas occidentales de Asia Menor y un infinito conjunto de islas de distinto tamaño en el mar Egeo (Creta, Eubea, Rodas…). Posteriormente fundaron colonias por la costa del Ponto Euxino (Mar Negro) y del Mediterráneo, destacando las del sur de la península Itlálica (la Magna Grecia).

Imagen: De Mapa_Grecia_Antigua.svg: *Map_Peloponnesian_War_431_BC-es.svg: Marsyas (French original); Molorco (Spanish translation)derivative work: SaxumLeft (talk)derivative work: SaxumLeft (talk) – Mapa_Grecia_Antigua.svg, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=12012695

La cultura griega

No formaron, salvo tras las conquista de Filipo II y Alejandro Magno, un Estado como tal. Se organizaban en ciudades-estado (las polis). Las polis tenían sus propias leyes, gobernantes, moneda, ejército… con grandes contrastes en su organización política como podemos comprobar al comparar la democracia de Atenas frente a la oligarquía espartana. Entre las ciudades había grandes rivalidades y enfrentamientos, destacando la Guerra del Peloponeso (431-404 a.C.).

Sin embargo existía el concepto de la Helade (el país de los helenos o griegos) pues eran conscientes de formar parte de una civilización con una serie de elementos comunes entres los que destaca:

    • Sus orígenes en las culturas pre-helénicas como la minoica o cretense y la micénica, creada con la llegada de los aqueos.
    • Una misma lengua con un alfabeto silábico y con vocales que ha dado origen a los actuales alfabetos griego moderno y al cirílico.
    • Una cultura común en la que destacaban los grandes poemas épicos recopilados por Homero en el siglo VIII a.C.: la Iliada que narra la mítica guerra de Troya, y la Odisea, el viaje de regreso del héroe Ulises tras la guerra. Estas historias creaban entre los griegos la idea de un pasado común. Las realizaciones artísticas fueron otro de esos elementos comunes.
    • Compartían costumbres y formas de vida (ropajes, alimentación, diversiones…) similares. Su economía se basaba en el cultivo de la trilogía mediterránea (trigo, vid y olivo) y en la ganadería menor (ovejas, cabras, cerdos…). Destacaron también como artesanos, comerciantes y, en las ciudades costeras, navegantes.
    • La religión, de la que destacamos algunos aspectos importantes:
      • La religión griega no tuvo un libro sagrado, ni un catecismo; ni siquiera un cuerpo sacerdotal como tal (lo más parecido fueron los oráculos).
      • Su humanismo filosófico tuvo su reflejo en una religión antropomórfica, humanizada y politeísta. Sus mitos mostraban unos dioses profundamente humanos con sentimientos e imperfecciones. Inmortales y poderosos, pero no omnipotentes, tenían las mismas pasiones y actitudes que los mortales: amaban, sentían odio y celos, podían ser envidiosos y vengativos, pero también valientes y generosos. Los dioses griegos intervenían en los asuntos humanos, y los humanos llegaban a enfrentarse abiertamente a ellos, como nos enseña el mito de Prometeo. En la religión griega el destino jugaba un papel básico, del que no podían escapar ni los mismos dioses, los oráculos como interpretes de ese destino tuvieron una enorme importancia.
      • Junto con los dioses existía una gran cantidad de héroes y divinidades menores (ninfas, pléyades, faunos…) cuyas aventuras completaban las de los dioses generando un rica mitología que fue fuente de inspiración para el arte griego pero también para otros muy posteriores.
      • Existían una serie de fiestas pan-helénicas en santuarios como Olimpia (Juegos Olímpicos) o Delfos que reforzaban los lazos entre los griegos.
      • En las últimas etapas, por influencia oriental, aparecieron las religiones mistéricas e iniciáticas, siendo Eleusis su centro principal.
    • Los dioses griegos (y romanos) más representados en el arte son:

Dioses Griegos

Dioses Romanos

Zeus

Júpiter

Dios Padre

Hera

Juno

Diosa Madre

Poseidón

Neptuno

Dios del Mar

Afrodita

Venus

Diosa del Amor

Hermes

Mercurio

Dios Mensajero

Apolo

Febo

Dios de las Artes

Artemisa

Diana

Diosa de la Caza

Hefaistos

Vulcano

Dios del Fuego

Atenea

Minerva

Diosa del Saber

Ares

Marte

Dios de la Guerra

Dionisos

Baco

Dios del Vino

Cronología

La civilización y el arte griego se desarrolló en un periodo que abarca desde el siglo IX a.C. hasta el I a.C., pero tuvo sus precedentes en las culturas minoica y micénica:

    • La cultura minoica (Llamada así por el mito del rey Minos): se desarrolló en la isla de Creta y mantuvo la hegemonía en el mundo griego entre el 2600 y el 1600 a.C. Su riqueza y poder se debió al control que su flota ejercía sobre el mar (talasocracia), ya fuera mediante el comercio o la piratería (dos actividades no muy diferenciadas en al antigüedad). Políticamente se organizó como una confederación de ciudades Estado. El ocaso de esta cultura fue muy rápido, provocado por la erupción del volcán de la isla de Thera (archipiélago de Santorini) en el 1626 a.C. La flota quedó destruida por el posterior maremoto y con ella, la base de su poder.
    • La cultura micénica: alrededor del año 1600 a.C los aqueos, pueblo nómada procedente del norte ocupó la península del Peloponeso, sus islas y costas adyacentes gracias, entre otras cosas, a su dominio del bronce (es la época descrita por Homero en la Iliada.
    • Los dorios otro pueblo nómada del norte, pero pertrechado con armas de hierro, repitió el proceso hacia el año 1200 a.C. y ocupó la península del Peloponeso, sus islas y costas adyacentes. La invasión doria dio comienzo a la llamada época oscura, caracterizada por el hundimiento de la civilización urbana, comercial y sedentaria. El mundo griego vivió unos siglos marcados por la violencia y el pillaje, en un mundo rural y guerrero.

La civilización griega comenzó a resurgir en el siglo IX a.C.; recuperando la escritura y la vida urbana. Las polis fueron el centro de está cultura, y el elemento clave para entender la originalidad griega que se desarrolló en el siglo V a.C.. Una polis estaba formada por la ciudad (núcleo urbano), sus campos, templos y aldeas. Las dimensiones de estas comunidades permitían la participación directa de la ciudadanía en todos los aspectos del gobierno.

Durante el siglo VII a.C. se desarrolló un arte influido por Egipto y Mesopotamia. Durante el siglo V a.C. las Guerras Médicas (492-449 a.C.) enfrentaron a los griegos con los persas (llamados medos por los griegos) y detuvieron, aunque sólo momentáneamente, un progreso que ya era imparable. El protagonismo de Atenas en la guerra le convirtió en la ciudad más influyente de la Hélade y en el centro cultural y artístico del mundo griego.

Esparta y Atenas se disputaron la hegemonía en el mundo griego. El enfrentamiento entre ambas polis estalló en la segunda mitad del siglo V: la Guerra del Peloponeso (431-404 a.C.). Atenas salió derrotada por Esparta, pero el desgaste de la guerra también se dejó notar en el vencedor. Se abrió una época de decadencia económica y de hegemonías inciertas.

En el siglo IV a.C. el reino de Macedonia tomó la iniciativa. Filipo II conquisto toda Grecia y su hijo, Alejandro Magno, tras solucionar los problemas domésticos, el Imperio Persa, forjando el imperio más grande de la Historia hasta aquel momento (abarcaba desde Albania hasta la India, y desde Sudán hasta Afganistán). La civilización griega se internacionalizó, difundiendo su cultura y su arte.

Tras la muerte de Alejandro Magno (323 a.C.) su imperio se dividió entre sus antiguos generales (Reinos Helenísticos). El nuevo periodo se conoce como el período Helenístico y su centro cultural fue la ciudad de Alejandría, dominada por los Ptolomeos. Un gran crisol en el que se mezcló la cultura griega con la persa y la egipcia, desbordando una creatividad que alcanzó todos los registros del alma humana. El final del Helenismo se sitúa en el año 31 a.C., cuando Grecia se convierte en provincia romana.

Desde el punto de vista artístico dividimos el época griega en cuatro periodos:

    1. Periodo Prehelénico: protagonizado por las culturas minoica y micénica (2600-1200 a.C.)
    2. Periodo Arcaico (VII-475 a.C.)
    3. Periodo Clásico (475-323 a.C.)
    4. Periodo helenístico (323-31 a.C.)

Bibliografía

CIFUENTES, Pedro, Historia del Arte en Cómic I: el Mundo, Deperta Ferro, Madrid, 2019.

ECO, Umberto, Historia de la Belleza, Lumen, Barcelona, 2004.

GOMBRICH, E.H., La historia del arte, Debate, Madrid, 2006.

VV.AA., Conceptos fundamentales de Arte, Alianza Editorial, Madrid, 2003.

VV.AA., Historia del Arte, Vicens Vives, Barcelona, 1995.

Imágenes

  • De Mapa_Grecia_Antigua.svg: *Map_Peloponnesian_War_431_BC-es.svg: Marsyas (French original); Molorco (Spanish translation)derivative work: SaxumLeft (talk)derivative work: SaxumLeft (talk) – Mapa_Grecia_Antigua.svg, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=12012695
  • Imagen destacada: pixabay.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *