La Revolución Industrial fue un transformación radical de la economía de Gran Bretaña a finales del siglo XVIII. Cambiaron las técnicas de producción y la organización del trabajo, hubo un aumento continuado de la producción con predominio de las manufacturas. La organización social cambio con el auge de la burguesía y el surgimiento del proletariado industrial. Se impusieron los postulados del liberalismo económico y Gran Bretaña se convirtió en el centro industrial y financiero del mundo.

Un paso previo para la RI fue la revolución agrícola. Los nuevos sistemas de cultivo, la introducción de nuevas especies, la mejora del utillaje y el cambio en la estructura de propiedad propició un aumento de los rendimientos. Los beneficios prmitieron la formación del capital necesario para la RI; la productividad redujo la necesidad de mano de obra que pasó, en parte, a la industria.

La tercera de las revoluciones que se encadenaron fue la demográfica. El descenso de la mortalidad por la mayor disponibilidad de alimentos, la mejora en la higiene y el control de algunas epidemias, disparó la población.

La clave de la producción manufacturera fue la mecanización (primero con energía animada, luego inanimada) y el sistema fabril, que concentra en un lugar la mano de obra y las maquinas propiciando la fabricación en serie.

Tres fueron los sectores claves en la RI: la industria textil (usando el algodón como materia prima), la mineria del carbón (fuente de energía) y siderurgia (hierro y acero).

Los primeros países en industrializarse, fuera del Reino Unido, fueron Bélgica, Francia y Alemania, en el sur de Europa sólo algunas zonas de Italia (Piamonte) y España (País Vasco y Cataluña) lo hicieron de forma significativa; en el este hubo algunos núcleos en Austria y Rusia. Los EE.UU. y el Japón Meijí fueron los dos grandes focos industriales fuera de Europa.

La teoría y el sistema económico también ccambiaron, se impuso el capitalismo. Las bases de este sistema las había puesto Adam Smith: libre iniciativa según el interés personal, propiedad privada, competencia y mínima intervención del Estado.

Las nuevas empresas, más grandes y complejas se organizan como sociedades anónimas, cuyo capital y control se divide en acciones.

Los cambios económicos se tradujeron en cambios sociales como supremacía de un nuevo grupo: la burguesía, propietaria de los medios de producción, que acabará imponiendo sus valores. Surgió tambien el proletariado industrial, que ofrecía su trabajo a cambio de un salario. Este grupo alcanzará conciencia de clase y luchará por mejorar sus malas condiciones de vida. Un tercer grupo lo constituyó la clase media formada por profesionales liberales, trabajadores muy especializados y algunos grupos de funcionarios.

 

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *