Versión PDF: Los agentes y los sistemas económicos

La primera parte del tema la dedicamos al estudio de los tres agentes económicos: familias, empresas y Estado, sus características y su función en la economía, y la interrelación que existen entre ellos a través de los flujos de renta.
La segunda parte la dedicamos a repasar la evolución a lo largo de la historia de las ideas y teorías económicas. Nos detendremos en el mercantilismo, la fisiocracia, la Escuela Clásica, el Marxismo y la economía mixta.

 

Tres son los agentes económicos:

  • Familias: unidades de consumo que ofrecen su trabajo a las empresas a cambio de un salario.
  • Empresas: unidades de producción y distribución de bienes y servicios.
  • Estado (poderes públicos): encargado de establecer el marco jurídico e institucional para el funcionamiento de la economía; y de ofrecer bienes y servicios prioritarios como la educación, la sanidad o las infraestructuras.

Todos ellos forman un sistema que queda perfectamente plasmado en el flujo circular de renta.

Un sistema económico es la forma en que una sociedad se organiza para resolver los problemas económicos: qué, cómo y para quién producir los bienes y servicios, como utilizar los recursos para solventar las necesidades materiales.

Las primeras formas de organización económica en las sociedades primitivas se basaron en la autoridad y costumbre. Las primeras reflexiones teóricas sobre economía no llegarán hasta la Grecia clásica, continuando en el Imperio Romano. El mercantilismo en los siglos XVI-XVII condicionó el pensamiento económico de la Edad Moderna, dando gran importancia a la acumulación de metales preciosos provocando políticas proteccionistas. La fisiocracia, en los siglos XVII-XVIII basa la riqueza de las naciones en la producción agraria y apuesta por el librecambio para el crecimiento económico.

La Escuela Clásica tiene en Adam Smith a su fundador y principal pensador. El deseo de enriquecimiento individual de los componentes de la sociedad repercute en la mejora del conjunto siempre que exista competencia, pues todos los competidores se ven obligados a mejorar sus productos para hacerse con los clientes. El papel del Estado debe ser mínimo (genera las instituciones necesarias y asegurar la competencia, la propiedad privada y unos mínimos niveles educativos) pues la mano invisible del mercado asegura la correcta asignación de los recursos mediante la ley de oferta y demanda. La importancia de la especialización, la relación entre el valor y el trabajo o la ley de rendimientos decrecientes, son también principios que estudió a Escuela Clásica.

La plasmación práctica de estas ideas da como resultado la economía de libre mercado o capitalismo que se desarrolló tras la revolución industrial.

Las críticas más importantes a la economía capitalista llegaron de la mano de Marx y Engels. Afirmaban que el capitalismo generaba profundas desigualdades, pues los beneficios del capital superan siempre a los salarios (plusvalía), agravando la diferencia entre los que poseen los medios de producción y los que no. Por otro lados la propia tendencia de la economía de mercado acababa por generar monopolios que rompían la competencia.

La solución que proponían era la eliminación de la figura del empresario, nacionalizando los bienes de producción, con lo que dejaría de ser necesaria la generación de beneficios, y se podría aumentar el salario de los trabajadores. Este modelo de economía planificada, en la que el Estado tomas todas las decisiones económicas se implantó en la URSS tras la revolución bolchevique, y en países de Europa del este, Asia, África y América tras la II Guerra Mundial.

La economía mixta de mercado parte de las teorías de Keynes, elaboradas a raíz de la crisis económica de 1929. La asignación principal de recursos sigue dependiendo del mercado, pero sostiene la necesidad de intervención del Estado para superar las fases depresivas de la economía, asegurar un reparto más justo de la renta y asegurar las condiciones de vida necesarias para todos, lo que se conoce como el estado del bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *